Síguenos:

El Índice de Competitividad Internacional de IMCO compara la capacidad de un país para atraer y retener inversiones y talento. Esto se logra cuando los países, regiones o entidades ofrecen condiciones integrales para maximizar el potencial socioeconómico de las empresas y de las personas. Además, debe incrementar de forma sostenida su nivel de bienestar, más allá de las posibilidades intrínsecas que sus propios recursos, capacidad tecnológica y de innovación ofrezcan. Todo ello es independiente de las fluctuaciones económicas normales por las que el país atraviese.


Macroeconomía estable
 
Clasificaciones:
Muy Alto               Muy Bajo
El subíndice mide la estabilidad del entorno que otorga certidumbre a inversionistas, empresas e individuos para planear y tomar las decisiones de corto y largo plazo. El subíndice mide el desempeño de la economía e incorpora medidas de riesgo relacionadas con el endeudamiento público y privado, así como el riesgo implícito en la volatilidad de la economía de cada país.
 
Los indicadores que componen al subíndice son:
  1. Crecimiento promedio del PIB
  2. Variabilidad del crecimiento del PIB
  3. Índice de precios al consumidor
  4. Variabilidad del crecimiento de la inflación
  5. Pasivos del gobierno
  6. Deuda externa
  7. Reservas líquidas
  8. Riesgo del sector bancario
  9. Activos financieros
Muy Alta
Suiza
Dinamarca
Noruega
Alta
Suecia
Chile
Corea del Sur
Malasia
Israel
Canadá
Panamá
Perú
Australia
China
Finlandia
Rep. Checa
Media Alta
Polonia
Austria
Bolivia
Alemania
Tailandia
Holanda
Bélgica
Francia
Guatemala
Media
México
España
El Salvador
Colombia
Costa Rica
Sudáfrica
EUA
Japón
Italia
Media Baja
Portugal
India
Brasil
Reino Unido
Hungría
Rusia
Baja
Nicaragua
Grecia
Rep. Dominicana
Argentina
Muy Baja
Turquía
Irlanda
Venezuela