Síguenos:

El Índice de Competitividad Internacional de IMCO compara la capacidad de un país para atraer y retener inversiones y talento. Esto se logra cuando los países, regiones o entidades ofrecen condiciones integrales para maximizar el potencial socioeconómico de las empresas y de las personas. Además, debe incrementar de forma sostenida su nivel de bienestar, más allá de las posibilidades intrínsecas que sus propios recursos, capacidad tecnológica y de innovación ofrezcan. Todo ello es independiente de las fluctuaciones económicas normales por las que el país atraviese.


Sectores precursores de clase mundial
 
Clasificaciones:
Muy Alto               Muy Bajo
Este subíndice califica la calidad del sistema político por medio de su legitimidad, estabilidad y efectividad. Se incluyen indicadores que incorporan los derechos políticos de los ciudadanos, así como medidas de participación y representatividad de la ciudadanía y de efectividad del gobierno.
 
Los indicadores que componen al subíndice son:
  1. Líneas telefónicas fijas y móviles
  2. Usuarios de Internet
  3. Inversión en telecomunicaciones
  4. Distancia al principal mercado de exportación
  5. Número de vuelos
  6. Índice de infraestructura porturaria
  7. Transporte intraurbano
  8. Longitud de la red ferroviaria
  9. Penetración del sistema financiero privado
  10. Índice de calidad de la banca y finanzas
  11. Competencia en la banca
  12. Grado en que banca doméstica enfrenta competencia de extranjera
  13. Liquidez de la bolsa de valores
Muy Alta
Holanda
Dinamarca
Bélgica
Suiza
Irlanda
Finlandia
Francia
Suecia
Noruega
Alta
Alemania
Austria
EUA
Portugal
Reino Unido
España
Media Alta
Rep. Checa
Canadá
Polonia
Australia
Media
Hungría
Corea del Sur
Italia
Israel
Grecia
Media Baja
Japón
Colombia
Chile
Rusia
Baja
Tailandia
México
Sudáfrica
El Salvador
Turquía
Panamá
Malasia
Argentina
Venezuela
Muy Baja
Guatemala
China
Costa Rica
Brasil
Rep. Dominicana
Perú
Nicaragua
Bolivia
India